sanación emocional a través de neurotransmisores

Sanación Emocional

Casi 4 millones de células nuevas. Esa es la cantidad que produce tu cuerpo por segundo. 240 millones en un minuto. Miles de millones por día. Y cada una de estas células va a estar señalizada por neurotransmisores químicos con una información específica para ellas.

Podés seguir leyendo, o ver directamente la versión en video de este post:

Ahora, supongamos un panorama complicado: tenés alguna enfermedad, dolencia o algún problema o situación en tu vida. No podés dejar de pensar en eso, activando tu amígdala, la región del cerebro del miedo, la rabia, y otras emociones “negativas”, invadiendo tu sangre con cortisol y adrenalina, así como otros neuromoduladores específicos.

Entonces, las nuevas células de tu cuerpo que se van creando, lo hacen en un ambiente hostil, y no hay que ser un gran observador para saber lo que ocurre con los niños que crecen en ambientes hostiles: son retraídos, no se desarrollan bien, y suelen tener tendencias autodestructivas. Lo mismo sucederá con tus células.

Diversos investigadores han llegado a la conclusión de que alcanzar estados emocionales positivos puede modificar el ambiente en el que las nuevas células se desarrollan cada día, logrando de este modo crear células sanas en un cuerpo enfermo, para alcanzar la recuperación.

De este estudio rescato este lindo párrafo:

Las personas con emociones positivas experimentan la liberación de neurotransmisores que promueven la salud y aquellas con emociones negativas tienen la liberación de neurotransmisores que deterioran la salud. Por lo tanto, se puede concluir que los seres humanos tienen que vivir con emociones positivas para tener una buena salud.

Y ojo, esto no quiere decir que te conviertas en un “new age” negador de la realidad decretando que “todo está bien” cuando todo está para el horno. No no. Se trata de aceptar y reconocer la realidad tal cual está, pero estimular emociones positivas teniendo en cuenta la enorme cantidad de cosas que sí están bien y las que podrían estarlo.

Tomarte unos minutos del día para meditar, sentir en medio del pecho una enorme gratitud por estar vivo, por tener las piernas para caminar, los brazos para abrazar, los ojos para ver el atardecer, a la familia y seres queridos, el techo sobre la cabeza y la comida en el plato cada día, y después, encontrando esa hermosa sensación de gratitud, visualizar un futuro en el que el problema está resuelto y la salud recuperada y experimentar la enorme satisfacción y alegría de ese futuro como si fuera ahora mismo.

Eso, liberará en tu torrente sanguíneo los neuromoduladores antagonistas a los que te mencionaba hoy. Serotonina, Dopamina, Oxitocina, generando un ambiente amoroso y optimista para la formación de tus nuevas células, que entonces tendrán la capacidad de reconstruir tus tejidos con mayor eficacia, y de crear conexiones neuronales nuevas que permitan solucionar tus problemas.

Dependiendo de su apertura, necesidades y objetivos y estado actual, muchas veces trabajo con mis clientes con técnicas de visualización y meditación activa, que junto con el compromiso en el cambio de hábitos y la conciencia sobre la alimentación, son una gran herramienta de sanación.

¿Necesitás empezar ya a hacer cambios en tu vida?

No dejes de leer mi propuesta: Tu Propio Camino.

Está pensado para acompañarte durante 6 semanas en tu proceso de dejar atrás todo lo que te hace mal, para desarrollar todo tu potencial a partir de nuevos hábitos y alimentación.

Quiero saber más

PROMETO NO MOLESTAR!

Si te gusta lo que estás leyendo, puedo enviarte cada mes un resumen de mis publicaciones.

Y en el mismo e-mail, probablemente te ofrezca alguno de mis servicios, pero no voy a enviar e-mails publicitarios molestos, salvo rarísimas excepciones.

¿Te gustaría solucionar tus problemas intestinales?

Mi curso de Salud Intestinal y Microbiota es ideal por varias razones:

MÁS INFO AQUÍ!