Cuando las bacterias engordan

Hoy te quiero contar acerca de un factor que interfiere negativamente en tus intentos por bajar de peso.

Quizás lo hayas intentado repetidamente, año tras año, verano tras verano. Frustración, enojo, culpa, y seguir viendo en el espejo una imagen con la que no estás a gusto, por no hablar de las serias implicancias en tu salud de cargar con sobrepeso.

Si bien tenemos muchas estrategias desde la alimentación y los hábitos para obtener un peso saludable sin pasar hambre, reprimir deseos ni perder salud, hay un factor muy importante y muy pocas veces atendido: LA MICROBIOTA.

Las personas con sobrepeso tienen una notablemente menor diversidad bacteriana en su intestino, que REDUCE EL CONSUMO METABÓLICO DE ENERGÍA.

Tu microbiota puede alterar la secreción de hormonas (leptina y ghrelina por ejemplo, que causan saciedad y regulan el apetito), neurotransmisores (como la serotonina, que regula el estado de ánimo y la ansiedad) y factores inflamatorios.

Diversos estudios han confirmado en humanos y animales, que a menor diversidad o a mayor desbalance microbiano, ocurre un mayor aumento de peso con la misma alimentación. A su vez, fuera del control estricto que se hace en un laboratorio, estudios observacionales encontraron que las personas con menor control sobre su apetito y mayor sobrepeso, tenían por ejemplo, mucha más cantidad de bacterias firmicutes que bacteroidetes (siendo inversa la proporción en personas delgadas) además de la ausencia de otras bacterias que convierten la fibra en ácidos grasos que regulan la inflamación y el manejo de la glucosa y la insulina.

Por todo esto, es importante que si tenés sobrepeso y no podés deshacerte de él por más esfuerzos que hagas, comiences a observar con más atención:

  • La forma en la que vas al baño
  • La cantidad de fibra que consumís
  • El nivel de aceptación de esa fibra en el intestino
  • El consumo de sustancias tóxicas lesivas de la microbiota como:
    • Edulcorantes sintéticos
    • Antibióticos
    • Aceites industriales y margarinas
    • Exceso de carbohidratos refinados y azúcar
    • Productos con aditivos alimentarios
    • Antidepresivos y ansiolíticos

Más allá del abordaje holístico que vayas a hacer sobre tu cuerpo, es muy importante comenzar con esos pasos para dar inicio a un cambio en la población de tus pequeños habitantes internos.

¿Necesitás empezar ya a hacer cambios en tu vida?

No dejes de leer mi propuesta: Tu Propio Camino.

Está pensado para acompañarte durante 6 semanas en tu proceso de dejar atrás todo lo que te hace mal, para desarrollar todo tu potencial a partir de nuevos hábitos y alimentación.

Quiero saber más

PROMETO NO MOLESTAR!

Si te gusta lo que estás leyendo, puedo enviarte cada mes un resumen de mis publicaciones.

Y en el mismo e-mail, probablemente te ofrezca alguno de mis servicios, pero no voy a enviar e-mails publicitarios molestos, salvo rarísimas excepciones.