15 minutos al día que pueden transformar tu vida

¿Te parece un precio muy bajo a pagar por tu salud? Realmente lo es. Como todas las cosas maravillosas de esta vida, no requiere dinero. Pero sí requiere compromiso. ¿De qué estoy hablando? De la exposición solar.

Vamos por partes: nuestro cuerpo produce una hormona esencial para la salud, ya que es encargada de muchas funciones del sistema inmunitario y de la formación de huesos. Se trata del colecalciferol, también conocida como Vitamina D3. Ahora, para producir esta hormona tu cuerpo va a necesitar dos cosas: grasa (de la buena) y exposición solar (sí, como las plantitas, que convierten la luz del sol en azúcar a través de la fotosíntesis).

¿Qué produjo la cuarentena extendida dictada por muchos gobiernos a causa de la aparición de CoViD-19? Que la gente se quedara encerrada en sus casas. ¿Qué produjo la mentira acerca del colesterol? Que la gente deje de comer grasas de calidad y las reemplace por basura. ¿Qué produjo la febofobia (me acabo de inventar este término)? Que la gente tenga miedo de contraer cáncer de piel por tomar sol.

¿Resultado? Disminución sérica de vitamina D, inmunosupresión, hiper-vulnerabilidad frente a las enfermedades. El escenario perfecto para que puedan venderte medicamentos y vacunas para “cuidarte”.

La exposición del 50% de la piel del cuerpo (torso desnudo) durante 15 minutos diarios (quince minutos!) en el horario de 12 a 14 en invierno y de 10 a 14 en verano es suficiente para mantener niveles óptimos de vitamina D, siempre que lleves una alimentación biológica. Si no podés acceder a ello, podés suplementar con 1000 ui diarias de vitamina D3 junto con el almuerzo.

Tu cuerpo no traía manual de instrucciones, pero el del león tampoco. Él sabe qué comer y cuándo, cómo y dónde descansar y todo eso, porque está conectado con sus instintos. No sé si vos o yo podemos recuperar esa conexión, pero puedo hacer mucho para ayudarte, recordándote cómo funciona tu cuerpo y cómo propiciar sus procesos naturales desde la alimentación y los hábitos. No dejes de leer mi propuesta, estoy seguro de que podemos trabajar juntos.

¿Necesitás empezar ya a hacer cambios en tu vida?

No dejes de leer mi propuesta: Tu Propio Camino.

Está pensado para acompañarte durante 6 semanas en tu proceso de dejar atrás todo lo que te hace mal, para desarrollar todo tu potencial a partir de nuevos hábitos y alimentación.

Quiero saber más

Si te gusta lo que estás leyendo, suscribite ahora a mi lista de correos.

Prometo no torturarte con publicidad, sino enviarte información útil, algunas reflexiones y de vez en cuando, recordarte mis servicios.