Volver a cocinar en casa utilizando ingredientes naturales es la base de una mejor calidad de vida

Comunicate por whatsapp +542914136941

Bahía Blanca, Argentina

El Yoga de la Cultura Rishi

Señoras mayores y música suave

Hasta no hace mucho tiempo había un prejuicio generalizado acerca del yoga: seguramente serían unas señoras (de edad avanzada posiblemente) haciendo movimientos lentos entre bolitas de naftalina y con música de Enya de fondo. En eso pensaba yo cuando mi entonces novia -y ahora compañera- me dijo que practicaba Yoga. No te voy a aburrir contándote cómo terminé practicando yo también este conjunto de técnicas milenarias, pero quiero contarte un poco más de qué se trata el Yoga que practico y que intento enseñar.

Práctica milenaria

maestro-Aruna-Nath-Giri

Aruna Nath Giri, el maestro de quien aprendí

El término Rishi se aplica a siete sabios ancestrales de la cultura de la India, que desarrollaron y transmitieron el sistema de Yoga. En este sentido, dista muchísimo de las clases de yoga empapadas de new age que se popularizaron durante los 80 y 90’s por estos lugares.

La palabra yoga tiene su raíz en el sánscrito yuj, que quiere decir “unir”, como en yunta, yuxtaponer, join, yoke y otros. Básicamente se trata de unirse a uno mismo, de ser coherente entre lo que uno dice, piensa y hace. Pero como no somos conscientes muchas veces ni de lo que decimos, ni de lo que pensamos, ni de lo que hacemos, las prácticas yóguicas son una gran herramienta para revertir esta situación.

Asanas

Las posturas de yoga nos permiten obtener control sobre nuestros músculos, articulaciones, órganos. Sentirlos, saber que están allí, volvernos conscientes de cada parte del cuerpo y reconocer su funcionamiento y detectar qué es lo que anda mal.

Pranayamas

Las respiraciones permiten fortalecer los sistemas nervioso, endócrino e inmunológico, y obtener un mayor control de situaciones que generalmente nos ponen fuera de control, como en el caso del stress o las emociones fuertes.

Dhyana

La meditación, que viene facilitada por una asana (generalmente sentado) y un pranayama (generalmente una respiración profunda y rítimca) nos permite tomar consciencia de nuestra existencia, y todo lo que suceda de allí en adelante dependerá del grado de concentración que podamos lograr. Este grado se verá afectado por nuestras emociones, nuestras rutinas, nuestra alimentación y otros factores.

Yoga para guerreros

Mark Robberds, un yogui moderno.

El yoga así entendido no es para cualquiera. No es un deporte. No es un hobby. Es una filosofía, un camino, una forma de vivir. Es la forma ideal que quisiera adoptar para mi vida, pero aún estoy muy lejos de lograrla. Mientras tanto, continúo con sus rudimentos, construyendo el camino paso a paso.

Las asanas ponen en movimiento cada músculo del cuerpo, exigiéndote cada vez más. Los pranayamas requieren de un sistema nervioso cada vez más poderoso al tiempo que ayudan a fortalecerlo. La meditación exige compromiso. Si estás preparado para todo eso o no, no es tan importante como el hecho de desearlo.

Comments are closed.
Entradas recientes